TÉCNICA SACRO-OCCIPITAL DE DEJARNETTE (T.S.O.)

Introducción

Dejarnette pensaba que las manipulaciones con impulso eran arriesgadas y presentaban inconvenientes, además en una persona muy grande u obesa, la manipulación en posición lumbarroll es difícil, por ello, desarrolló un sistema de corrección en el que mediante un sistema de cuñas (Blocking) generaba una palanca que conseguía manipular al paciente con la ayuda de su propio peso.

Para Dejarnette, la clave del raquis era la pelvis, por lo que desarrolló varios protocolos de tratamiento basados en la equilibración pélvica.

Agrupó las disfunciones según una serie de características comunes, creando lo que llamó categorías.

Las cuñas

Medidas: 10 x 10 x 20 cm  (Niños: 5 x 5 x 10 cm)

Modelo de cuñas o blocking de Dejarnette

Modelo de cuñas o blocking de Dejarnette

Ventajas de la terapia sacro-occipital de Dejarnette

Los trastornos ligamentosos se tratan mejor con las cuñas que con manipulaciones con impulso. El paciente permanece un tiempo prolongado sobre las cuñas, la manipulación se prolonga durante todo el tratamiento, favoreciendo el drenaje del edema ligamentoso.

El mantenimiento de la posición de corrección sobre las cuñas elimina los indicadores dolorosos, lo que permite la normalización del tono muscular.

Las cuñas liberan de manera simultánea el parámetro antero-posterior y el parámetro interno-externo de una disfunción, manipulando de manera simultánea el lado de la disfunción y el lado de la compensación.

Trata de forma simultánea la torsión de la pelvis, la disfunción vertebral, la torsión ligamentosa y membranosa, incidiendo por lo tanto en las posibles implicaciones del raquis, craneales, faciales o viscerales.

El paciente se automanipula con la  fuerza de su propio peso y la acción de bombeo de su respiración. Es una manipulación no traumática y tiene muy pocas contraindicaciones. Se puede usar en niños, adultos y ancianos. Está contraindicada en infecciones y procesos tumorales principalmente.

Bases de la terapia sacro-occipital

1. Movimiento respiratorio primario (su existencia se relaciona con ritmos arteriales regidos por el bulbo raquídeo).

Inspiración – Flexión Sacra – Flexión Craneal

Espiración – Extensión Sacra – Extensión Craneal

Para Dejarnette este movimiento del sacro estimula la circulación del LCR, manteniendo el movimiento de los huesos craneales.

2. Interacción sacro-occipital.

El sacro y el occipital están relacionados a través de la duramadre espinal. Un trastorno en el sacro influirá directamente sobre occipital y viceversa.

Por lo tanto, una fijación sacra tendrá repercusiones sobre la mecánica del raquis, pero también sobre la mecánica craneal, y al contrario, una alteración en la mecánica craneal tendrá implicaciones sobre el raquis y el sacro.

3. La enfermedad es el resultado de la desorganización fisiológica.

La terapia sacro-occipital considera al ser humano como un conjunto de sistemas que interaccionan entre sí.

La enfermedad es el resultado de la desorganización o desequilibrio entre los distintos sistemas.

4. La mínima corrección da el máximo de resultados:

Un estímulo sutil es un resorte que pone en funcionamiento los mecanismos de autocorrección. Hay que realizar un estímulo y dejar que el cuerpo sea el que realice el trabajo.

5. La pelvis es la base de la columna.

Se incluye dentro del concepto “pelvis” al sacro, ilíacos, L4, L5, coxis y cadera.

Categorías de Dejarnette

Categoría I:

Es una categoría patológica pero al mismo tiempo es una categoría de base.

Se agrupan en ella las patologías o disfunciones centrales, que afectan a raquis, cráneo y pelvis, tanto a nivel muscular, visceral, articular, nervioso, etc, y las patologías crónicas.

En esta categoría existe una lesión bilateral del sacro, con implicación de la duramadre y de la esfera craneal.

Categoría II:

Se agrupan en ella problemas laterales, que afectan a miembros superiores, inferiores y ATM y las patologías agudas.

Existe una afectación unilateral del iliaco sobre el sacro.

Categoría III:

Es la categoría de las lesiones discales y de las ciáticas.

Existe una torsión sacra asociada a un iliaco bloqueado, lo que no permite adaptaciones en la pelvis y genera sufrimiento discal

Diagnóstico de las categorías

cuadro de Tests específicos por categorías de Dejarnette

cuadro de Tests específicos por categorías de Dejarnette

Tratamiento de las categorías

Esquema de Tratamiento de Dejarnette

Esquema de Tratamiento de Dejarnette

Propuesta de puntos a debatir desde nuestro centro

–     Emplea aspectos de diferentes disciplinas (Osteopatía Estructural, Osteopatía craneal desde la perspectiva quiropráctica, Terapia miofascial, Kinesiología, Neurodinámica).

 –    Tests kinesiológicos subjetivos, ya que dependen de las sensaciones del terapeuta.

 –    Demasiada importancia de la asimetría de EEII, sin contrastar si es funcional o anatómica por falta de pruebas de diagnóstico a través de la imagen. Incluso el test de Downing es descrito de forma distinta según autores.

 –    Las escuelas o cursos de formación presentan discrepancias en el orden de los tests exploratorios y en el orden de los pasos a seguir en los tratamientos.

–    La agrupación de todas las patologías en tres categorías hace que los protocolos sean excesivamente genéricos para lesiones que cursan de manera diferente, aunque se pretenda justificar su relación mediante cadenas lesionales, generadas mediante hipótesis.

 –    Los expertos en Dejarnette promulgan buenos resultados a nivel clínico, pero con falta de evidencia científica. Sería preciso realizar más estudios de campo, a pesar de las dificultades de reproducir dichos estudios por la dependencia de la subjetividad del terapeuta. Además hay escasa bibliografía sobre el tema.

 

Desde el equipo de Martinez-Barrios Fisioterapia os queremos invitar a que comentéis el artículo a nivel constructivo desde el punto de vista de la fisioterapia, la osteopatía, experiencias profesionales (terapeutas que utilicen Dejarnette) y experiencias clínicas (pacientes que hayan sido tradados con Dejarnette).

La inteligencia colectiva para el bien de todos.

 

El equipo de Martinez-Barrios Fisioterapia.

Anuncios

6 EJERCICIOS EN CASA PARA PUBALGIA

Secuencia a seguir: (sugerencia por la mañana en ayunas sin levantarse de la cama)

1. Isométricos de adductores

Posición: paciente acostado boca arriba (decubito supino), flexión de cadera y rodillas, pies apoyados sobre la cama, se coloca un balón entre las rodillas y pedimos contracciones apretando el balón durante 6”-8” y descanso 6”-8”

– 4 x 20 repeticiones

2. Isométricos piramidal y rotadores

Posición: paciente acostado boca abajo (decúbito prono), flexión de rodillas a 90º, colocamos las rodillas juntas y un balón entre los tobillos, pedimos contracciones apretando el balón durante 6”-8” y descanso 6”-8”

– 4 x 20 repeticiones

3. Isométricos abdominales y abdominales oblicuos (el isométrico se hace en la fase de mantenimiento de la contracción)

Posición: paciente acostado boca arriba (decubito supino), apertura de adductores bien apoyado en una pared y separando los adductores en “v”, pedimos contracciones levantando levemente la espalda durante 6”-8” y descanso 6”-8”

– 4 x 20 repeticiones

– 4 x 20 repeticiones para oblicuos

Postura en "V"

4. Estiramientos pasivos (isquiosurales, psoas-iliaco, adductores, abdominales, diafragma.

Dejar caer la pierna por el borde de la cama y mantener la posición durante al menos 1 minuto, alternar ambas piernas.

5. Tratamiento por posturas mantenidas

A) postura de la cadena posterior: (cuadrado lumbar, isquiosurales, tríceps sural)

Decúbito supino, piernas a 90º, pies y tobillos a 90º, el mentón hacia dentro.

La columna lumbar y la pelvis en la cama bien alineadas y rodillas sin flexionar.

Esta postura se tiene que mantener 5 minutos

Postura para cadena posterior

B) postura del psoas:

Estiramiento analítico. El paciente se sitúa en bipedestación a unos 30cm de una cama o taburete, manteniendo el tronco recto en todo momento y los brazos con apoyo en la pierna flexionada colocada con un pie encima de la cama o taburete. Desde esta posición colocará la pierna de abajo en ligera rotación interna y se inclinará hacia delante la cintura pélvica.

Duración: de 2 a 3 minutos para cada psoas.

Postura mantenida de psoas

C) postura de los abdominales:

Las inserciones bajas de los abdominales tienen igualmente necesidad de reforzarse con esta postura. Decúbito supino sobre un rodillo, piernas estiradas, pies en contacto con el suelo por los talones. Los brazos están en prolongación con el tronco, o bien con las manos detrás de la nuca, o con los brazos estirados.

Duración: de 3 a 5 minutos.

Posición con rulo para fibras inferiores abdominales

6. Terminar el protocolo con serie de abdominales hipopresivos.

3 X 12 repeticiones

Marco Antonio Martínez