CHALLENGE ROTH 2013: EL IRONMAN SOÑADO!!

Hemos cedido este espacio para que nuestro paciente Matías González exprese lo que un triatleta experimenta al realizar el Ironman: CHALLENGE ROTH 2013. Ha sido un duro año de entrenamientos y fisioterapia para preparar este evento y nos hemos sentido partícipes e ilusionados con los resultado, así que para los amantes del deporte en general y del triatlón en particular aquí lo tenéis: (Enhorabuena Mati)

El 14 de julio de 2013 quedara grabado a fuego para siempre en mis retinas como el día donde tuve mi mejor regalo de cumpleaños, donde realicé varios de mis sueños… el día en el que me salio la carrera perfecta!!
Nos levantamos a las 4:15, 4:30 desayuno fuerte y a las 5:15 salimos del Hotel de Nüremberg hacia Roth.
Mariano, tenia la salida a las 7:10 y Dani y yo salíamos juntos a las 7:30. A las 6:25 entramos con Dani al box de la T1 para preparar todo, nos separamos, cada uno a su bici y a las 7 nos volvimos a encontrar con todo ya listo. Charlamos, nada de nervios, entramos a la cámara de llamada. Echo un vistazo a mi alrededor y veo el puente que hay sobre el canal lleno de gente con banderas desplegadas que junto a los globos aerostáticos que hay en la orilla (luego los sueltan para filmar la carrera desde el aire) le dan al inicio de la prueba una imagen propia de un gran evento deportivo!! La música de la salida, con el clásico “last minute to go!!” y el posterior disparo de las salidas anteriores a la nuestra, hacen que se te pongan los pelos de punta. La emoción me invade por completo y me enciendo por dentro, no veo la hora de comenzar a nadar, de comenzar a disfrutar!! Atrás quedan muchos meses de entrenamiento, con lluvia, frío, calor, solo, con amigos, atrás queda mucho sacrificio, mucho sudor, mucho esfuerzo… Nos damos un abrazo con Dani y nos deseamos suerte, cuanto tiempo soñando con hacer un IM (Ironman) juntos y al fin llegaba ese momento!! Me meto en el agua poco a poco, como una ceremonia, los pelos de punta, el agua va entrando en el neopreno…el agua no esta fría!! Buen presagio, la música “in crescendo”, luego un silencio y se oye: “last minute to go!!”, ha llegado mi momento y….un disparo que me sorprende, se levantan las corcheras de salida y allá vamos… Hago los primeros 1600m de ida a tope, llego a la boya y giro 180 grados, comienzo los siguientes 1900m de vuelta nadando en paralelo con un tío que va a la misma velocidad que yo, entonces me acuerdo de las series en la piscina y de lo bien que se va nadando detrás de alguien, jeje, hago así toda la vuelta, iba muy cómodo y ahorrando fuerzas, el día iba a ser muy largo!! Llegamos al final de la vuelta con otro giro de 180 grados en la ultima boya que ya te llevaba a meta… Ahí, me salgo de la aspiración y decido darlo todo y acelero, 300m a tope!! Salgo, paro el crono en 1h13m, no me gusta, espero que haya habido metros de mas si no mal asunto (luego vi que el Garmin me marco 4050m, 250m de mas con una media de 1´48″/100m).

Salida de la etapa de natación hacia la bicicleta

Salida de la etapa de natación hacia la bicicleta

Escucho a Mónica que me grita, la saludo y sigo, me desprendo el neopreno, agarro mi bolsa de la bici, entro a la carpa y me cambio, tengo la sensación de hacer una transición muy rápida (T1 en 2´46″). Me subo a la bici y a volar… Flipo con el recorrido, no dejaba de ir a 37-40Km/h!! En el km 40 llevaba una media de 33Km/h!!

Primeros kilometros en bicicleta antes de la subida

Primeros kilometros en bicicleta antes de la subida

Ni en mis mejores sueños… luego me daré cuenta de que no todo era llano y las subidas me bajan la media… sigo flipando con el publico, como se vuelcan en esta prueba y como te demuestran su admiración!! Llega el momento mágico de Roth: Solar Hill, la subida donde sientes que estas en el Tour de Francia!! la gente cubre por completo la carretera, animando y gritando, algunos corren conmigo unos metros esa rampa. Esta sensación aun perdura, pelos de punta, estos tíos ni me conocen y me animan como si fuera su ídolo!!! Una locura!!

Subida Solar Hill

Subida Solar Hill

Antes de terminar la primera vuelta veo a Mónica y Mari Sol animándome, son una campeonas!! Termino la primera vuelta con una media de 31,5km/h por lo que decido aflojar y guardar en la segunda vuelta. En el km 95 me dobla el primer elite (salieron una hora antes que yo!), km 100 hecho de menos a Dani, km 140 escucho que alguien por detrás me dice: “que haces boludo?” jejeje. Era Dani al fin!! Hacemos 40km juntos, manteniendo la distancia nos turnábamos, él  tiró un rato y luego yo y asi no sólo se hizo mas ameno y entretenido, si no que de paso subimos medio punto la media!! Al final tardé 6h02m con una media de 29,7km/h.

ciclismo acoplado 2

Nos bajamos juntos a la T2 deseándonos suerte en la carrera a pie, la verdad fue un autentico placer compartir ese tramo juntos!! Aquí todo fue frenético, yo como si estuviera en un Triatlón Sprint, salto de la bici sobre las botas desabrochadas, pies a tierra,  entrego la bici a los voluntarios, corriendo con el casco a por la bolsa, entro a la carpa, cambio de calcetines, me pongo las zapas y salgo a correr… tengo la sensación de haber volado!! (T2 en 1´36″). Comienzo la maratón y lo primero que veo es a Mónica, nos damos besos, mas adelante esta Marisol que me pregunta por Dani, le digo que viene ahí detrás!! Primer km a 4´42″!! piso el freno y subo a 5′, de todas formas ese ritmo es demasiado rápido para mi, los siguientes kms me salen solos a 5’10”!! Llego al km 9 y me cruzo con Mariano que venia por el km 14, lo animo porque me hace un gesto de no ir bien… Llego al km 13 en 1h06m!! donde me cruzo con Dani que lo veo fuerte y nos damos ánimos. Llego a la media maratón en 1h55m!! Estaba muy bien pero el éxito consistía en ser capaz de mantener ese ritmo hasta el final (cosa que no pude hacer en el IM de Barcelona el año pasado). Flipo con los avituallamiento cada 3km puestos de 60m con esponjas, agua, isotónicos, Coca-Cola, plátanos, sandias, naranjas, frutos secos!! En el km 26 siento que comienzo a notar el esfuerzo, subo el ritmo a 5’50”. En el km 27 me vuelvo a cruzar a Mariano y me alegro porque veo que va por el km 30 con mejor cara. En el Km 29 hay un speeker que escucho que dice en perfecto ingles: “Y aquí viene Matías de Argentina…!!” y la gente gritando… la carne de gallina!! En el km 30 me cruzo con Dani al que veo muy bien… corono el Km 31, con una de las 6 subidas que tenia el recorrido, en 2h54m!! Comienzan los primeros calambres (adductores, isquios y la planta del pie derecho que en cada zancada al levantar la pierna se me ponía como los pies de las nadadoras de sincronizada!! jeje). Me digo, Matias aquí comienza el IM, ahora es cuando tienes que demostrar de que estas hecho… Aprieto los dientes. Hago cálculos y por primera vez me doy cuenta de que tengo al alcance de la mano bajar de las 11h30m, de hacer la maratón en 4h y de sacarme las ganas de no caminar en la maratón!! Las emociones me ponen los pelos de punta y hacen que me olvide de los calambres (aunque siguen ahí). Llego al km 39 en 3h38m, miro el reloj y no lo puedo creer… puedo bajar de 11h20m!! Llego al casco antiguo de Roth y me emociono por enésima vez en el día!! Han hecho un pasillo de vallas con banderas de Challenge que daba vuelta a la plaza del pueblo y a los lados lleno de familias tomando cervezas y animando como si me conocieran!! Hago el km 40 y 41 en 5’22”!! y entro en el ultimo km donde los últimos 400m se mete dentro de un mini estadio lleno de gente al que se le da una vuelta que termina en la meta… a la entrada del estadio veo de lejos a Mónica, le tiro un beso y agarro mi bandera, acelero el ritmo con mi bandera desplegada por encima de mi cabeza, adelanto a tres o cuatro, escucho la gente gritando, giro a la derecha y veo el arco de meta, 60m finales que me separan de la medalla… Llego y paro el reloj pero no puedo ver el tiempo porque un voluntario me abraza con la efusividad de un amigo, aparece una chica rubia que me da la mano y me coloca la medalla, me quedo solo y al fin puedo mirar el reloj: 11h16m!! No me lo puedo creer, tiempazo!! (Al final la maratón la hice en 3h56m con una media de 5’36″/km!!).

Sueño logrado

Sueño logrado

Quiero abrazar a Mónica, no puedo, me acuerdo de mi familia y de los ánimos que me dieron por teléfono el día anterior, mis sobrinos, comienzo a llorar como un niño de la emoción… Soy feliz! He disfrutado como nunca en la mayor experiencia deportiva de mi vida, donde estos alemanes me han hecho sentirme un profesional y encima con un tiempo que no me esperaba!! Estas son sensaciones que todos los triatletas del mundo deberían sentir al menos una vez en la vida… Ahora, queda descansar, recuperarme y disfrutar del veranito, la playa y los amigos ya habrá tiempo de programar la próxima temporada, aunque ya os puedo decir que ya tengo claro cual será el próximo IM que haga, sea cuando sea (ojala que pueda hacerlo el año que viene), será Lanzarote, el mas duro del mundo!!  Pero esa será otra historia… Ahora a seguir disfrutando de esta que acabo de vivir!!

Matías González Lázzaro

Anuncios

ACTIVIDADES ACUATICAS Y SALUD

INTRODUCCIÓN

La vida y existencia del hombre ha girado siempre en torno al agua. Hemos de considerar que los mayores asentamientos de población se han desarrollado junto a zonas acuíferas, ya que el agua es un bien altamente preciado y necesario para la mayoría de las funciones que el hombre realiza, comenzando por el mantenimiento de sus funciones vitales, para la elaboración de productos, para la limpieza e higiene, para el desarrollo industrial, etc. (Joven y López, 1991).

Pero, no solamente son destacables las propiedades funcionales del agua, sino que es importante tener en cuenta otra serie de valores que han sido aprovechados por el hombre a lo largo de la historia. Entre todos ellos, destacaremos el empleo del medio acuático como fuente de salud. Ya en el mundo romano, la proliferación de baños públicos, constituidos en centros de tertulia y expansión eran la expresión de la relación establecida entre el medio acuático y la ocupación del tiempo de ocio de forma saludable.

En la actualidad, la consideración de las actividades acuáticas como medio de formación y salud ha avanzado a pasos agigantados, produciéndose una expansión y explotación manifiesta de una amplia variedad de actividades dirigidas a procurar la salud del individuo que, sin duda, no ha estado exenta de verse implicada en una exageración con relación a las posibilidades saludables que el medio acuático posee.

La natación es actualmente uno de los deportes de moda con un incremento espectacular en la práctica del mismo en todos los estratos de la población. El boom de la natación en los países desarrollados se ha debido fundamentalmente, al incremento de las piscinas cubiertas que permiten la práctica de este deporte durante todo el año y también por la creencia popular y bastante asentada entre la clase médica de que su práctica es beneficiosa para la salud. “Cada vez que una cosa no encaja en un niño, el médico lo manda a la piscina”; esta aseveración fue realizada por el entrenador del equipo americano que acudió a los Juegos Olímpicos de Tokio.

Natación, deporte y salud hay que diferenciar el objetivo

Natación, deporte y salud hay que diferenciar el objetivo

Pero al hablar de la natación, debemos diferenciar claramente el aspecto deportivo del aspecto puramente correctivo de la misma.

La natación es un deporte en el que se repiten unos determinados gestos técnicos, agrupados en cuatro estilos, El objetivo de la técnica es desplazar el cuerpo humano por el agua de la forma más rápida, para lo que se busca la máxima efectividad del movimiento con la menor resistencia. La natación en su aspecto deportivo busca la marca, el campeón, la victoria, en este caso se debe valorar el efecto que la práctica intensa de cualquier deporte puede provocar en el deportista y necesitamos conocer sus posibles efectos tanto positivos como negativos.

Es importante que los profesionales vinculados al medio acuático sean capaces de conocer las posibilidades de intervención en salud corporal que es capaz de aportar el medio acuático.

La salud en los tiempos modernos se plantea como algo más que una lucha contra la enfermedad. Desde la concepción de salud como “el completo estado de bienestar físico, psíquico y social” establecida por la Organización Mundial para la Salud (O.M.S., 1960) se ha producido una reconstrucción de dicha definición con relación a considerar el medio social donde se desenvuelve el sujeto, como una pauta primordial de atención que eclipsa cualquier atención de la persona como individualidad. La salud no sólo es exclusiva de lo corpóreo, sino que se añaden de forma implícita a este concepto los términos de “salud mental” y “salud social”.

Desde este punto de vista, el medio acuático es capaz de ofrecer importantes ventajas para el desarrollo de la salud, basado en la presencia de un ambiente motivador y portador de una serie de cualidades que le permiten ser útil para todos los sectores de población.

Según señalan Lloret y Violán (1991), los diferentes programas acuáticos ubicados dentro de la parcela de la salud ofrecen dos perspectivas de intervención diferenciadas:

1. Perspectiva terapéutica.

2. Perspectiva preventiva.

Bajo la perspectiva terapéutica el medio acuático se utiliza como forma de tratamiento a diversas patologías existentes; o bien, como tratamiento complementario a terapias de tipo convencional. En los últimos años, esta perspectiva se está viendo envuelta en una crítica constante desde diversos sectores, debido a la confusión de ciertos aspectos relacionados con las alteraciones que el medio acuático es capaz de combatir como terapia directa, así como a la falta de investigaciones que avalen ciertas intervenciones dentro de este medio.

Desde un punto de vista preventivo, el medio acuático puede ser un factor o barrera de oposición directa e indirecta contra la aparición de ciertas enfermedades, siendo ésta una de las parcelas más interesantes dentro de la elaboración de planes o programas tendentes a la mejora de los niveles de salud. Estos programas preventivos van destinados hacia grupos de población que, sin poseer enfermedad, pueden beneficiarse del desarrollo de actividades en el medio acuático.

Sería interesante añadir a las perspectivas anteriores la consideración del medio acuático como elemento “recreativo”, ya que desde la consideración de una dimensión social de la salud, el medio acuático garantiza una esfera de actuación en la cual se puede aportar una gran expansión y liberación de las tensiones, sin olvidar que en la actualidad el estrés es uno de los principales factores de riesgo de patología coronaria (Plowman, 1994; Launders, 1994).

 

LAS ACTIVIDADES ACUÁTICAS COMO FUENTE DE SALUD

El medio acuático puede ser utilizado como terapia en sí mismo o como elemento complementario a tratamientos médicos convencionales. Los sectores que pueden verse beneficiados por una incidencia en la práctica de actividades acuáticas son muy variados. Entre los principales programas acuáticos en el campo de la terapia destacamos tres sectores claramente diferenciados, como son los representados por discapacitados físicos, psíquicos y sensoriales.

Los programas de actividades acuáticas en sectores discapacitados pretenden explotar al máximo las posibilidades del sujeto. Dichos programas se encuentran determinados por las condiciones específicas de limitaciones presentes en los sujetos integrados en dichos programas (Moreno y Rodríguez, 1996).

Ciertas condiciones específicas del medio acuático le hacen especialmente idóneo para abordar todo tipo de actividades físicas con estos grupos de población que precisan de necesidades de tratamiento especial.

En el caso de discapacitados físicos se planteará una aproximación al medio acuático siguiendo idénticos esquemas a los aplicados en población normal, es decir, comenzando con una correcta familiarización al medio, a la cual seguirá la flotación, propulsión, etc., llegando a alcanzar el nivel de complejidad que permita la deficiencia motora del sujeto. Se tratará en todo momento de alcanzar la máxima potencialidad motora de los miembros no afectados del sujeto, compensando las disfunciones existentes en los miembros afectados y su adecuada utilización dentro de las actividades planteadas.

Con discapacitados psíquicos, el trabajo se orientará mayormente a despertar una motivación y agrado en las actividades acuáticas que, unida a la facilidad para el movimiento dentro de este medio, otorgue la posibilidad de desarrollar una amplia gama de actividades motoras que beneficien la salud. No obstante, este grupo de población requiere una gran atención por parte de técnicos y monitores, que han de controlar la evolución dentro del medio acuático de dichos sujetos. Preferentemente se trabajará con grupos muy reducidos y de alta homogeneidad.

Dentro de los discapacitados sensoriales es preciso establecer una atención especial al grupo de invidentes, con los cuales se ha de fomentar un buen trabajo de percepción espacial y orientación dentro de este medio.

La natación es una actividad deportiva muy extendida entre la población y frecuentemente recomendada como tratamiento único o acompañante para muchas deformidades del raquis, sobre todo para las escoliosis. No existe ningún fundamento ni evidencia que justifique esta recomendación; es más, incluso puede que se agraven las cifosis. Con altas cargas de entrenamiento y dependiendo del estilo practicado, las hiperlordosis pueden empeorar o mejorar. La natación no ha de indicarse como terapia exclusiva para ninguna deformidad raquídea estructurada; tampoco corregirá la mayoría de los problemas posturales, excepto las hiperlordosis que parece que sí pueden beneficiarse. El paciente ha de saber que la natación sólo es un complemento de la terapia y no debe sustituir la fisioterapia o los corsés por el incremento de su práctica.

Tampoco es cierto que sea el único deporte que pueda ser practicado cuando se tiene una desalineación raquídea. Para que pueda ser utilizado el medio acuático como complemento terapéutico en las desalineaciones raquídeas ha de realizarse una hidrocinesiterapia, previa prescripción individualiazada, que es conocida coloquialmente como “natación terapéutica”.

Aparte de todos los efectos fisiológicos del agua beneficiosos para el organismo, hay que recordar que la posición horizontal de flotación ayuda al cuerpo a reducir el efecto gravitacional, viéndose así la columna liberada de presiones verticales. Este efecto contribuye a la relajación y a disminuir el dolor, ya que la sensación de menor peso permite que se muevan las articulaciones con mayor libertad y con menos efuerzo que en tierra.

Con respecto a la utilidad del medio acuático en los problemas de columna, el ejercicio en el agua está recomendado en la mayoría de las desviaciones del raquis (cifosis, hiperlordosis, escoliosis, etc.), ya que los cuerpos vertebrales en este medio tienden a una posición correcta, siempre que los músculos sean fuertes, requeriéndose para ello un trabajo regular en el tiempo.

José A. Barrios