EPICONDILITIS VS EPICONDILOSIS. CONSEJOS

En este articulo lo primero que quiero es aclarar un concepto de base y desmitificar algunas fases del tratamiento que son obsoletas desde mi punto de vista, la terminología epicondilitis ha quedado en desuso normalmente ya que en esta lesión no aparece inflamación propiamente en el tendón, normalmente aparece lesión por sobrecarga o contractura de la musculatura epicondilea en fase aguda o un proceso degenerativo reversible en fase crónica por lo que hablaremos de epicondilosis o tendinosis epicondilea.

Epicondilosis o tendinosis epicondilea hace referencia a un proceso degenerativo (de desgaste) en el que el componente inflamatorio no existe, o muy poco, y no es la base sobre la que se asienta la desestructuración del tejido; aunque pueda clínicamente cursar con “brotes” inflamatorios puntuales.

De ahí que la ingesta de Anti-inflamatorios NO esté indicada en esta patología por ineficaz. (Desmitificar la prescripción de anti-inflamatorios como norma general)

La epicondilosis o codo de tenis es una tendinosis insercional de los músculos epicondíleos, presentándose sobre todo entre los 30-50 años de edad.

Es una lesión muy frecuente sobre todo en los deportes de raqueta. El origen parece causado por el uso continuado de los extensores de muñeca en todos los golpes y no sólo por las altas fuerzas absorbidas en el impacto. Se conoce que las vibraciones y los movimientos son transferidos directamente a través del músculo a la inserción del tendón causando repetidos microtraumas. Se afecta fundamentalmente el segundo radial, con mucha menor frecuencia el extensor común de los dedos y raramente el cubital posterior

Clínica

– La molestia más habitual es la aparición de dolor al realizar la extensión dorsal de la muñeca contra resistencia.

– Molestias localizadas en la parte lateral externa del codo (epicóndilo).

– Aparición de dolor al extender los dedos y acompañarlo con la extensión de la

muñeca.

– Aparición de dolor al realizar gestos de pronosupinación, prensión o elevación de un peso comprometiendo la articulación del codo.

– Las molestias pueden localizarse en la zona del epicóndilo, pero también puede irradiar hormigueo y molestias  hacia el antebrazo-mano.

– En pádel y tenis el gesto del golpeo de revés es el que reproduce el dolor.

Tratamiento:

Una vez que aparece la lesión, FISIOTERAPIA y prescripción de ejercicios.

Ejercicios de estiramiento:

Recordad, el estiramiento que se hace antes de jugar NO PREVIENE lesiones durante la práctica deportiva sino el continuo, es decir, el éxito del estiramiento es la frecuencia periódica para adaptar a los tejidos a situaciones de estrés. Lo ideal 3-5 veces semanales a intensidad moderada tras calentamiento previo y después de la práctica deportiva a baja intensidad.

El calentamiento previo a la práctica deportiva SI PREVIENE lesiones durante la práctica deportiva (Desmitificar la prescripción de estiramientos)

Hielo post entrenamiento o competición 10 minutos no más, el exceso de aplicación de hielo aumenta la vascularización de la zona y lo que nos interesa es bloquear este proceso tras la práctica deportiva luego no, su aplicación sería con objetivo analgésico no anti-inflamatorio.

Masaje con hielo en la musculatura epicondilea.

En casos irreversibles valorar la aplicación de técnica EPI para regenerar el tejido.

https://mbfisioterapia.wordpress.com/2012/02/03/tienes-una-tendinopatia-conoce-la-tecnica-epi/

Una vez que desaparece la molestia fortalecimiento muscular sobretodo excéntrico.

Prevención:

*Buena elección de la pala o raqueta sobretodo de materiales y de peso adecuado a nosotros (la mejor pala no es la que lleva mi profesional favorito sino la que se adapta a mis características físicas y técnicas).

*Grosor adecuado de la empuñadura

*Buen gesto técnico, es la base de la prevención.

*Buen calentamiento analítico.

*Fortalecimiento muscular excéntrico.

*Estiramientos de la manera descrita anteriormente.

“Recordad que la mejor lesión es la que no aparece”.

Marco Antonio Martínez

Anuncios

7 pensamientos en “EPICONDILITIS VS EPICONDILOSIS. CONSEJOS

  1. Interesantísimo artículo.
    Yo sufrí esta lesión en grado agudo (me apareció, en su máximo grado de dolor, en plena disputa de una final de un torneo) y pensé que se debía, en principio, a la utilización de un nuevo modelo de pala. Pero, evidentemente, se trataba de una sobrecarga.
    Estuve todo un mes en manos de un fisioterapeuta, dos veces por semana, y ocurrió lo que en ese momento no creía que fuera posible…¡recuperarme del todo!

    • Saludos Antonio, La powerball tiene una función que sería la de tonificar la musculatura del antebrazo, yo personalmente la utilizo en la clínica para la última fase de recuperación, una vez terminada la fase de trabajo excéntrico, particularmente prefiero la tonificación controlada con Fisioterapia pero la power es una herramienta complementaria para mí en este caso.
      Saludos

  2. Enhorabuena por el artículo!!! quería preguntarte sobre los excentricos para esta lesión, en concreto cómo los recomiendas? mancuerna, flexbar, en extensión de codo o en flexión?
    algún vídeo de los ejercicios más recomendados?
    muchas gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s