6 EJERCICIOS EN CASA PARA PUBALGIA

Secuencia a seguir: (sugerencia por la mañana en ayunas sin levantarse de la cama)

1. Isométricos de adductores

Posición: paciente acostado boca arriba (decubito supino), flexión de cadera y rodillas, pies apoyados sobre la cama, se coloca un balón entre las rodillas y pedimos contracciones apretando el balón durante 6”-8” y descanso 6”-8”

– 4 x 20 repeticiones

2. Isométricos piramidal y rotadores

Posición: paciente acostado boca abajo (decúbito prono), flexión de rodillas a 90º, colocamos las rodillas juntas y un balón entre los tobillos, pedimos contracciones apretando el balón durante 6”-8” y descanso 6”-8”

– 4 x 20 repeticiones

3. Isométricos abdominales y abdominales oblicuos (el isométrico se hace en la fase de mantenimiento de la contracción)

Posición: paciente acostado boca arriba (decubito supino), apertura de adductores bien apoyado en una pared y separando los adductores en “v”, pedimos contracciones levantando levemente la espalda durante 6”-8” y descanso 6”-8”

– 4 x 20 repeticiones

– 4 x 20 repeticiones para oblicuos

Postura en "V"

4. Estiramientos pasivos (isquiosurales, psoas-iliaco, adductores, abdominales, diafragma.

Dejar caer la pierna por el borde de la cama y mantener la posición durante al menos 1 minuto, alternar ambas piernas.

5. Tratamiento por posturas mantenidas

A) postura de la cadena posterior: (cuadrado lumbar, isquiosurales, tríceps sural)

Decúbito supino, piernas a 90º, pies y tobillos a 90º, el mentón hacia dentro.

La columna lumbar y la pelvis en la cama bien alineadas y rodillas sin flexionar.

Esta postura se tiene que mantener 5 minutos

Postura para cadena posterior

B) postura del psoas:

Estiramiento analítico. El paciente se sitúa en bipedestación a unos 30cm de una cama o taburete, manteniendo el tronco recto en todo momento y los brazos con apoyo en la pierna flexionada colocada con un pie encima de la cama o taburete. Desde esta posición colocará la pierna de abajo en ligera rotación interna y se inclinará hacia delante la cintura pélvica.

Duración: de 2 a 3 minutos para cada psoas.

Postura mantenida de psoas

C) postura de los abdominales:

Las inserciones bajas de los abdominales tienen igualmente necesidad de reforzarse con esta postura. Decúbito supino sobre un rodillo, piernas estiradas, pies en contacto con el suelo por los talones. Los brazos están en prolongación con el tronco, o bien con las manos detrás de la nuca, o con los brazos estirados.

Duración: de 3 a 5 minutos.

Posición con rulo para fibras inferiores abdominales

6. Terminar el protocolo con serie de abdominales hipopresivos.

3 X 12 repeticiones

Marco Antonio Martínez

Anuncios

SÍNDROME DE DISFUNCIÓN / TRASTORNO TEMPOROMANDIBULAR

Los desórdenes temporomandibulares comprenden las miopatías y artropatías del sistema cráneo mandibular. Originan el mayor número de dolores orofaciales, tras el dolor dental y periodontal.

Es una entidad frecuente, sobre todo sus signos: el 75% de la población ha presentado en alguna ocasión algún signo y el 33% algún síntoma.

Es más frecuente en la adolescencia sin predominio por el sexo. En adultos, su frecuencia es mayor en mujeres y tiende a igualarse en la tercera edad.

Etiología

Multifactorial: factores psicoemocionales, poliartritis, trastorno del desarrollo, bruxismo (ocasiona dolor y alteraciones dentarias).

Factores Iniciadores: hipermovilidad, neoplasia/infección, traumatismos agudos.

Factores de Permanencia: microtraumatismos, bruxismo, pérdida de molares posteriores.

Fisiopatología

El origen de este síndrome parece deberse a una relación anormal del disco respecto al cóndilo, la fosa y la eminencia del temporal, que acaba originando un fracaso articular. La interferencia mecánica en el normal funcionamiento articular conlleva al desplazamiento anteromedial del disco en el 90% de los casos. Además se involucran otros factores que explicarían mejor el dolor y el bloqueo como son: adherencias, alteraciones del líquido articular, efecto de vacío etc.

Uno de los mecanismos para el desarrollo de esta disfunción lo presentan las interferencias oclusales, que se suelen acompañar de parafunciones del sistema estomatognático con el componente del estrés, y estas a su vez, ocasionan una actividad muscular exagerada y asincrónica, que se traduce en alteraciones importantes del complejo cóndilo-disco interarticular- eminencia articular, que se manifiesta en un desplazamiento anteromedial del disco.

Desde el enfoque de la ortopedia maxilofacial, el desequilibrio dela ATMcausado por unos músculos extenuados o que trabajan de una forma no coordinada e ineficaz, pueden causar un atrapamiento neural, malposición del cóndilo mandibular con compresión de la zona bilaminar, con interrupción o interferencia vascular y un traumatismo funcional excesivo de los músculos y estructuras articulares motivan la sintomatología, teniendo como agente etiológico principal, el desplazamiento neuromuscular reflejo de la mandíbula, ocasionando un desplazamiento posterosuperior del cóndilo.

Síntomas comunes en la disfunción de la ATM

Dolor enla ATMen reposo o durante el cierre/apertura de la mandíbula.

Capacidad disminuida de abrir la mandíbula (hipomovilidad).

Exceso de apertura (hipermovilidad)

Apertura asimétrica.

Bloqueos por luxación meniscal.

Sensibilidad en el diente.

Dolor cervical.

Mordedura incómoda.

Cefalea frontal o temporal.

Acúfenos.

Tratamiento general de las disfunciones/trastornos temporomandibulares

La meta principal es obtener un máximo de mejoría, confort y una buena funcionalidad; en algunos pacientes esta meta la podremos obtener, pero en otros quizá no, debido a la variabilidad de causas, a la naturaleza y severidad de las lesiones. Podemos comprobar que en un grupo pacientes el tratamiento no es complejo, mientras que en otro grupo, la complejidad suele ser manifiesta.

Las pautas de tratamiento que generalmente se suele aplicar son:

-Electroterapia: con diferentes tipos de tratamiento, como es el Tens, ultrasonidos, corrientes continuas, láser etc., suelen ser eficaces en pacientes con patología predominantemente muscular.

-Terapia manual: su uso se extiende como tratamiento regularizador de procesos que cursan con contractura muscular y dolor orofacial.

– Infiltraciones y bloqueos anestésicos: se enfoca principalmente al control del dolor, el cual suele perpetuar tanto los bloqueos como los procesos articulares.

– Férulas oclusales: existen varios tipos de elementos oclusales reversibles de uso temporal a lo largo del día: su función es la obtención de una oclusión ideal que provoque una disminución de las presiones interarticulares, invirtiendo el mecanismo de acción de las lesiones. Existen varios tipos (estabilizadoras, reposicionadoras, pivotantes etc.).

– Tratamiento restaurador: tras obtener una correcta posición terapéutica del sistema, en ocasiones es necesario recuperar una buena función oclusal, para así poder evitar una de las causas del desequilibrio del sistema.

– Tratamiento ortodóntico: su finalidad es la misma que en el apartado anterior, obtener una correcta posición terapéutica oclusal lo más estable posible.

– Tratamiento quirúrgico: un escaso porcentaje de pacientes, aquellos que presentan trastornos internos intracapsulares que no pueden ser tratados con métodos conservadores o cuando éstos fracasan, son subsidiarios de tratamiento quirúrgico, existiendo diversas técnicas en función del diagnóstico. Las técnicas quirúrgicas más eficaces son la artrocentesis  (lavado articular) y las artroscopias en pacientes  con desplazamiento de disco sin reducción. La meniscectomía no suele mejorar el resultado del tratamiento no quirúrgico y además se produce una evolución más rápida hacia cambios óseos degenerativas articulares.

Es importante que el tratamiento sea interdisciplinario para dar un enfoque integral a la recuperación funcional de la persona.

Video explicativo articulación Temporomandibular (ATM) y musculatura adyacente vía youtube.

http://www.youtube.com/watch?v=RPhCWmOj9ig&feature=related

Pedro A. Férez

PRINCIPALES LESIONES DE MUÑECA EN PÁDEL

El complejo articular de la muñeca es una entidad anatómica y funcional compuesta por múltiples articulaciones con pequeño movimiento que en su conjunto establecen un gran movimiento, es un órgano de relación, exploración e interacción con el mundo exterior.

En los deportes de raqueta esta articulación sufre de manera ostensible ya que es el nexo de unión con el complemento (raqueta o pala) y la primera parte del cuerpo que recibe el impacto de la bola del contrario por lo cual es una zona expuesta a las lesiones.

En este artículo vamos a hacer un breve resumen de las principales lesiones de muñeca en pádel y otros deportes de raqueta.

Gangliones de la mano:

El ganglión de la mano y el carpo es una de las lesiones más frecuentes y benignas de la muñeca, en pádel genera una impotencia funcional que en otras actividades físicas no existen.

Su localización más frecuente en la mano y el carpo son la región dorsal del carpo, la región dorsal de la articulación interfalángica y en el tendón flexor. (imágen)

vía google

Su etiología es desconocida y no se suele recordar traumatismo que lo genere, sin embargo es probable que vaya asociado a un mal gesto técnico repetitivo. El ganglión se manifiesta como una cápsula cuyo contenido es claro y viscoso. La mayoría de los pacientes describen dolor en la fase inicial cuando el quiste todavía no es visible, y va desapareciendo conforme el quiste se va haciendo más grande, esto es debido a la disección de las estructuras mientras se genera y por compresión nerviosa adyacente.

El tratamiento suele ser quirúrgico de buen pronóstico aunque en un alto porcentaje se produce una rotura espontánea sin mayores consecuencias ni recidivas.

Sindrome de impingement cúbito carpiano:

Aparece dolor en la parte externa de la muñeca entre el cúbito y el carpo y aumenta con la flexión y addución del carpo. Su causa suele ser una caída con apoyo en la muñeca con hiperextensión y brazo en pronación. En el pádel suele aparecer por microtraumatismos de repetición al final del movimiento (fase de terminación del golpe).

Los golpes más predisponentes en pádel suelen ser el drive y revés liftado, el smash por 3 metros liftado y la ejecución de la volea cortada desde la muñeca (error técnico) y la bandeja cortada desde la muñeca (error técnico). Estos golpeos también pueden generar estiloiditis cubital y luxaciones del tendón extensor del carpo.

Lesión de la apófisis unciforme del hueso ganchoso:

La apófisis unciforme del hueso ganchoso se encuentra en la cara palmar de la mano, En esta zona se insertan el ligamento transverso del carpo y el ligamento pisiunciforme, parte del flexor corto y el oponente del V dedo. La lesión aparece por contracción súbita del cubital anterior, generando tracción dela apófisis, en otras ocasiones se ve irritada la zona y aparece dolor por microtraumatismos por golpeo repetido del mango de la pala contra la apófisis.

Tiene varios grados de lesión precisando de reposo en los casos más leves y quirúrgico en caso de arrancamiento por tracción del cubital.

Fractura de escafoides:

El escafoides es un hueso situado a caballo entre las 2 líneas de huesos que componen la articulación de la muñeca, por lo que se suele ver sometido a continuo cizallamiento, el origen de esta lesión en pádel es menos frecuente pero viene condicionado por las reglas de este deporte ya que el hecho de tener que llevar la pala unida a nuestro cuerpo por la cuerda, hace que ante una caída no podamos separarnos de ella y se suele realizar un apoyo contra el suelo con el mango de la pala entre nuestra muñeca y el suelo, lo que genera un tensión extra entre las 2 líneas articulares pudiendo provocar la fractura de escafoides (imágen).

Marco Antonio Martínez